Blogia
cecivicos

Situación

Una funcionaria disfuncional

 “La secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, ha dicho ayer que no interviene más en la disputa por las papeleras. Es cuanto menos extraño que siga siendo funcionaria y no cumpla ya funciones en el conflicto por el cual justamente fue convocada. Más: había llegado al Gobierno sin otra credencial que la de apoderada de los asambleístas de Gualeguaychú.Todavía es más llamativo si es cierto, como dijo, que ella misma fue quien tomó esa decisión. Que justificó porque existe una negociación diplomática en marcha. Las dudas sobre si se apartó o fue apartada también están justificadas por los indisimulables encontronazos con quienes conducen la Cancillería. Menos dudas en cambio quedan sobre su respaldo a los cortes de ruta: anunció que seguirán porque los argentinos tenemos convicciones.

El grave bloqueo a puentes internacionales es el problema número uno del área del Picolotti. Quizás haya otros más importantes pero éste es el más apremiante. Y toda la absurda pelea con Uruguay se limita a una cuestión ambiental. Aunque sea obvio recordarlo aquí no hay una polémica limítrofe sino por la supuesta contaminación del río compartido. Si la secretaria de Medio Ambiente decidió no ocuparse más de ello ¿de qué se va a ocupar? Su decisión es tan curiosa que sólo puede pensarse a través de analogías. Es como si la ministra de Economía decidiera también por razones personales desentenderse de la inflación. O como si el del Interior renunciara a controlar la Policía y afirmara simultáneamente que la inseguridad habrá de continuar. O como si el canciller dejara en otras manos el manejo de las relaciones con Estados Unidos.

Picolotti quiere demostrar que hace lo que quiere y no hace lo que no quiere. Acaso no se dé cuenta de que así elude sus responsabilidades. Olímpicamente.”

(Ricardo Roa, Clarín, 9-3-07) 

El combustible bolivariano

 “Argentina puede negociar con el autoproclamado Comandante Chávez y con quien quiera. Pero no por eso enredarse en polémicas bizantinas, sostenidas con golpes de efecto, histrionismo y autoglorificación. Chávez firmó acuerdos aquí y habló luego en Ferro y habló mucho, como siempre. Es un catequista empeñado en demonizar a los Estados Unidos y a Bush, que horas antes había avanzado con Lula en un estratégico acuerdo para buscar sustitutos al petróleo. Además de negociar con Chávez, la Argentina debería estar allí y está ausente. El petróleo que enriquece a Venezuela no es infinito. Se agotará más temprano que tarde y además contamina. Chávez ningunea a los biocombustibles. Más que eso: dice que sólo servirán para sostener el estilo de vida norteamericano. En todo caso, el petróleo también sostiene lo mismo. Bush, en persona, es un hijo dilecto de la riqueza petrolera.”

“La energía es un factor clave del desarrollo. Y hoy se empieza a pasar de la fósil a la renovable. Ese futuro depende de una búsqueda real y pragmática y no de discursos maniqueos. Del potencial agrícola. Y para nosotros, ese recurso vital que surge del suelo importa más que todas las palabras.”

(Ricardo Roa, Clarín, 10-3-07)

[DP 121]

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres